Espárragos trigueros - Vegetales - Bonduelle

Los espárragos trigueros son un alimento que cada vez goza de mayor popularidad. Son muy saludables y combinan a la perfección con otros ingredientes, siendo estas las principales razones de su fama.

Denominación

Estos espárragos, por su nombre científico Asparagus acutifolius, se confunden tradicionalmente con los espárragos verdes. Sin embargo, hay que tener en cuenta que estos segundos son de origen silvestre y solo son similares en parte de su morfología.

Origen

Las antiguas culturas egipcia, romana y griega utilizaban esta planta tanto para la alimentación como para la medicina, debido a sus importantes propiedades diuréticas. Durante la Edad Media, el fruto perdió gran parte de su popularidad, pero desde el siglo XVII ha vuelto a utilizarse y hoy en día es un bien muy preciado. Es cultivado fundamentalmente en la zona mediterránea con más sol. 

Variedades

Los espárragos tienen variedades que además son muy diferentes en forma y sabor. Los espárragos trigueros conforman una variedad en sí mismos. Algunas de las más importantes son:

- Trigueros o silvestres. Surgen de forma espontánea al inicio de la primavera en los montes.

- Espárrago cultivado, grueso y blanco. Se produce únicamente en la primavera y es blanco, aunque algunas variedades pueden tener la punta ligeramente violácea.

- Espárrago de jardín. Son verdes con tonos violáceos porque no se protegen del sol.

¿Qué aspecto tiene?

En este punto, es imprescindible tener en cuenta la similitud tan pronunciada que existe entre estos espárragos y los verdes. Los trigueros son verdes intensos, muy finos y surgen espontáneamente durante la llegada de la primavera con las lluvias. Su planta se distingue por florecer en verano y por la gran cantidad de cladodios de color verde oscuro que la cubren.

 

Modo de preparación y empleo

Estos espárragos se utilizan, sobre todo, en crudo o a la plancha. Dado que son una verdura mucho más fina que el típico espárrago blanco, no es necesario retirar la piel. Se utilizan en ensaladas, crudos, con revueltos... Una combinación idónea es con el huevo, con el jamón o con las setas.

Tienen un sabor amargo e intenso que resulta muy agradable, por lo que es interesante combinarlo con otros alimentos como los ya mencionados o el queso de cabra.

Si deseamos prepararlos a la plancha, con unos 3 minutos de cada lado será más que suficiente.

¿Cuándo lo encontramos y en qué condiciones?

Esta especie es de origen silvestre, por lo que aparece de forma muy puntual bajo determinadas condiciones que se dan en la naturaleza. Así, los trigueros solo aparecen durante el inicio de la primavera y es preciso que se den las condiciones de lluvia y aumento de las temperaturas.

El mejor ejemplar y su conservación

El mejor ejemplar es precisamente aquel que crece de forma silvestre, dado que su sabor es más intenso y sus propiedades son más interesantes para nuestro organismo.

La forma más idónea para conservarlos es en el frigorífico. Se lavan, se eliminan los plásticos o gomas que contenían para su venta y después se colocan en paños húmedos o bolsas para la conservación. Es importante mantener la humedad de los trigueros en todo momento para evitar que se desequen en exceso. Otra alternativa es colocarlos en un tarro de cristal en cuyo fondo hemos colocado unos tres dedos de agua.

Características nutritivas

Esta verdura es muy codiciada por sus grandes propiedades, que se basan en el contenido en nutrientes. Contienen importantes vitaminas como A, C, E y K y minerales en grandes concentraciones como el potasio. Además, contiene elevadas cantidades de ácido fólico y asparagina, un aminoácido muy característico de esta planta.

Otras ventajas es que contienen una escasa proporción de ácidos grasos y su contenido calórico es muy bajo.

¿En qué puede ayudarnos?

Desde los tiempos más remotos, estos espárragos se han utilizado como planta medicinal. Esto se debe a sus importantes propiedades diuréticas.

Además, contiene ácido fólico, una sustancia fundamental para las embarazadas y que permite estimular la producción de glóbulos rojos y nuevas células.

¿Y si nos pasamos?

Decíamos que los trigueros contienen una alta concentración del aminoácido asparagina. Esta molécula provoca un olor característico a la orina y, si ingerimos un exceso, también sufriremos ese olor en nuestra piel debido a la sudoración.

Por otro lado, hay que considerar el efecto diurético. Si ingerimos una gran cantidad de trigueros es posible que estemos miccionando de forma continua.

Por último, destacar también que comer demasiados espárragos puede provocar gases y flatulencias, dado que nuestro organismo no es capaz de descomponer todos los hidratos de carbonos presentes en la verdura.

¿Y qué más?

Los espárragos trigueros han despertado desde siempre la curiosidad de varios artistas. Así, escritores como Proust o Gabriel García Márquez se refieren al característico olor que dejan los espárragos en la orina en algunas de sus obras más conocidas.

!Síguenos y participa en nuestros sorteos!