Acedera

La acedera es una planta cuyas hojas resultan comestibles y se utilizan frecuentemente en ensaladas o para condimentar diversos platos.

Denominación

Esta planta tiene varios nombres, entre los que destacamos vinagrera y acedera común. También se conoce como acederilla, acedilla, agrilla o mineta. Su nombre científico, Rumex acetosa, indica que pertenece al género Rumex. Las plantas de este género (como las otras variedades R. scutatus y R. induratus) también se utilizan normalmente frescas en ensaladas.

Origen

Esta planta es originaria de Europa y resulta muy típica en zonas húmedas y frías como bosques próximos a ríos. Desde Europa hoy en día se ha trasladado a otras regiones y prácticamente se puede encontrar en todo el mundo: África, Asia y América del Norte.

Variedades

La vinagrera pertence al género Rumex, donde encontramos otras plantas que se utilizan también en ensaladas y comidas.

Algunas de las más frecuentes son Grande de Belleville, Verte de Nozay y Virgin Sorrel, todas ellas aptas para la plantación y el cultivo en jardines o huertos urbanos.

¿Qué aspecto tiene?

Esta planta presenta un tallo engrosado dada la presencia de rizomas. El tallo continúa creciendo y en él se van colocando las hojas, que aparecen alternadas. Es una planta dioica o, lo que es lo mismo, existen especies masculinas y femeninas. Las plantas masculinas dan lugar a unas hojas con coloración verdosas, mientras que las plantas femeninas tienen una tonalidad más rojiza.

Modo de preparación y empleo

La parte aprovechable de la vinagrera son las hojas y el tallo, aunque de este último se suele prescindir. Por tanto, nos centraremos en las hojas.

Estas hojas se utilizan comúnmente crudas y frescas en ensaladas, donde aportan un toque acidulado y avinagrado que puede resultar muy interesante. No obstante, como su sabor es intenso, se recomienda mezclar con otras verduras como lechuga, canónigos o rúcula.

Además, también es posible utilizarlas como condimento de algunos platos, en sopas o guisos, donde se cuecen hasta que se encuentren suficientemente blandas. Nuevamente, hay que tener en cuenta que es bastante aromática y aporta mucho sabor en los platos.

¿Cuándo lo encontramos y en qué condiciones?

La acederilla se siembra entre marzo y mayo y se recoge entre junio y septiembre. Las condiciones para su correcto desarrollo son humedad y sombra. Generalmente, las zonas próximas a ríos u otras zonas con agua, son idóneas para el crecimiento de la planta. Además, los suelos deberán ser ricos en hierro si queremos obtener el máximo rendimiento.

El mejor ejemplar y su conservación

La conservación de esta planta ha de realizarse en condiciones de humedad en la nevera. No obstante, sus hojas son delicadas y no durarán mucho tiempo por lo que se recomienda consumir cuanto antes. Además, es importante destacar que no se utiliza seca por lo que solo se puede utilizar cuando está fresca.

Características nutritivas

Esta planta es rica en vitaminas y otros compuestos fundamentales para nuestro organismo. Las vitaminas que destacan son la C, el ácido pantoténico y la riboflavina. También posee una concentración considerable de beta carotenos. Todos estos micronutrientes favorecerán enormemente el funcionamiento de nuestro organismo.

En cuanto a minerales, destaca por poseer alta concentración de magnesio y potasio. Otro de sus componentes más conocidos es el oxalato potásico, que le otorga sus propiedades medicinales.

Además de esto también posee antraquinonas, unas sustancias que ayudan a purgar el organismo y tienen efectos laxantes y numerosos flavonoides que se utilizan como sustancias antitusivas.

¿En qué puede ayudarnos?

Esta planta se ha utilizado siempre por sus propiedades medicinales, por lo que sus beneficios sobre nuestro organismo son numerosos.

En primer lugar, destacamos su propiedad laxante y diurética que la hacen especialmente indicada para personas con problemas de peso e intestino. Por otro lado, tanto la raíz como sus hojas tienen poder astringente que hace que puedan utilizarse en hemorragias y hemorroides.

Por último, destacar que la presencia de ácido oxálico hace que se indique para personas con problemas de riñón, reumatismo, artritis, gota o acidez estomacal.

¿Y si nos pasamos?

Esta planta se ha utilizado siempre por sus propiedades medicinales, por lo que sus beneficios sobre nuestro organismo son numerosos.

En primer lugar, destacamos su propiedad laxante y diurética que la hacen especialmente indicada para personas con problemas de peso e intestino. Por otro lado, tanto la raíz como sus hojas tienen poder astringente que hace que puedan utilizarse en hemorragias y hemorroides.

Por último, destacar que la presencia de ácido oxálico hace que se indique para personas con problemas de riñón, reumatismo, artritis, gota o acidez estomacal.

¿Y qué más?

Tanto el apellido científico (acetosa) como el nombre común de vinagrera se deben a que sus hojas tienen un sabor acidulado por la alta concentración en ácido oxálico. Se trata de un ácido muy frecuente en variedades vegetales que es unas 300 veces más potente que el vinagre o ácido acético. Por ello, la acedera tiene un sabor tan intenso y pronunciado.

!Síguenos y participa en nuestros sorteos!