24Ene

Un par de recetas de garbanzos con quinoa

Fácil de cocinar, barata y llena de nutrientes y propiedades beneficiosas para nuestra salud, así es la quinoa, el pseudocereal venido de los Andes que ha revolucionado la gastronomía actual al convertirse en un imprescindible en las dietas.

Además, gracias a su alto contenido en proteínas es perfecta para aquellos que no consumen productos de origen animal y que pueden llegar a tener un déficit de estas. La quinoa es el único vegetal cuya concentración en proteínas es casi idéntica al de la carne.

Y aunque la quinoa se puede comer sola, con un poco de aceite por ejemplo, lo mejor siempre es combinarla con otros productos que la acompañen, en este caso los garbanzos, una de las legumbres más nutritivas y menos calóricas, perfectas para añadir a tu recetario un plato de garbanzos con quinoa.

Garbanzos con quinoa y cúrcuma

Un plato sencillo tipo ensalada con un toque oriental gracias a la cúrcuma que le da un cierto gusto picante.

Ingredientes (2 personas)

Elaboración (20 minutos)

En una sartén echamos un chorrito de aceite y la cebolla muy finamente picada. Dejamos que se cocine a fuego suave hasta que esté pochada. Pelamos y picamos la zanahoria y la echamos a la sartén, dejamos cocinar hasta que esté tierna. Añadimos las especias a la sartén, mezclamos todo bien y agregamos la quinoa y los garbanzos. Salamos al gusto y dejamos que se cocinen sin dejar de remover para que todo se integre. Probamos de sal y servimos.

Potaje de garbanzos con quinoa

Además de hacer deliciosas ensaladas con estos dos ingredientes, también podemos probar un plato de cuchara con este delicioso guiso, también muy saludable.

Ingredientes (2 personas)

  • 100 gr. de garbanzos cocidos.
  • 30 gr. de quinoa.
  • 500 ml de caldo de verdura.
  • Ajo morado.
  • Cebolla.
  • Un pimiento verde y otro rojo.
  • Zanahoria.
  • Aceite de oliva.

Elaboración (35 minutos)

Pelamos y cortamos las verduras en trozos pequeños para después sofreírlos en una sartén a fuego bajo. Cuando veamos que las verduras ya están pochadas, añadimos el caldo y subimos le fuego para que empiece a hervir. En cuanto esto ocurra, añadimos la quinoa bien lavada y escurrida. Dejamos que se cocine durante 15 minutos. Agregamos los garbanzos y dejamos unos 2 minutos más. Probamos de sal y servimos.

!Síguenos y participa en nuestros sorteos!