27Ene

Relación entre rendimiento escolar y alimentación

Relación entre rendimiento escolar y alimentación

¿Existe una relación entre rendimiento escolar y alimentación? Desde Bonduelle os damos más información sobre su relación y os recomendamos las mejores comidas para estudiar. 

Algunos estudios confirman que, efectivamente, existe una relación entre rendimiento escolar y alimentación. Así, la capacidad intelectual se ve afectada por la calidad nutritiva. Por ejemplo, se ha demostrado que los alumnos que se saltan el desayuno cometen más errores en los ejercicios de resolución de problemas que los que no lo hacen.

Esto es así porque el desayuno incrementa el índice de glucosa en sangre que, a su vez, activa un transmisor cerebral denominado acetilcolina (relacionado con la memoria). Así, cuando se frena la producción de este transmisor, se reduce la capacidad de recordar nueva información. La vitamina B1 es una de las principales productoras de acetilcolina, y se encuentra en alimentos a base de cereales, como pan integral o enriquecido.

Además, mantener una dieta baja en grasas, sal y azúcar, pero rica en frutas, verduras y carbohidratos, junto a la realización de ejercicio físico, siguen siendo las principales recomendaciones de nutricionistas para ayudar a mejorar el rendimiento escolar. Así, si nos preguntamos cuáles son las mejores comidas para estudiar, debemos considerar que, según los expertos, el desayuno debe contener el 25% de la energía y los nutrientes necesarios para el resto del día.

Incluyendo cereales y fruta en el desayuno mejoramos el rendimiento escolar y, además, ayudamos a prevenir la obesidad infantil. El desayuno debe contener, además, lácteos, para mejorar la capacidad cognitiva del niño.

Un aspecto clave con respecto a rendimiento escolar y alimentación, es que los niños deben tener un nivel de glucosa estable durante el día, ya que durante la etapa escolar, el esfuerzo del cerebro es importante. Existen muchos alimentos que ayudan mantener la glucemia estable en nuestro cerebro y, por lo tanto, unas condiciones óptimas para el aprendizaje, tales como panes integrales, legumbres, cereales, frutas, verduras o leche mediante la lactosa. Una de las razones por las que es importante el agua en los niños es que ayuda a que los niveles de glucosa permanezcan estables.

Encuentra en Bonduelle todas las recetas de cocina que necesitas para mantener una alimentación saludable en los más pequeños. Además, no te pierdas nuestro artículo sobre qué hacer si mi hijo no come bien.

Artículos Relacionados

!Síguenos y participa en nuestros sorteos!