03May

Recetas de crema de calabacín casera y light para todos los gustos

Crema de calabacín - Recetas - Bonduelle

¿Qué tienen en común las calabazas y los calabacines? Pues aparte de la misma raíz en el nombre, ambas pertenecen a la misma especie de plantas vegetales y ambas tienen su origen en Centroamérica, aunque, gracias a los viajes de los colonos, ya se han extendido por todo el mundo.

El calabacín suele ser uno de los principales protagonistas en las recetas de aquellos que buscan cuidar la línea o bajar un poco de peso, pues su gran cantidad de agua y fibra, llena muy pronto el estómago sin tener que preocuparnos por las calorías. Además, es una fuente de minerales como el calcio, fósforo y el magnesio y de vitaminas del grupo B y C. Eso sí, todas estas propiedades tan beneficiosas prácticamente se difuminan cuando freímos el calabacín, ya que tiene tendencia a absorber mucho el aceite y se convierte en un alimento muy graso.

Por eso, desde Bonduelle, hemos seleccionado una serie de recetas de crema de calabacín para todos los gustos, con queso sin queso, para poder disfrutar de este vegetal de forma sana, rápida y deliciosa.

Crema de calabacín de la abuela

crema de calabacin abuela recetas Bonduelle 

Teniendo en cuenta todas las propiedades alimenticias del calabacín y la sencillez de esta receta tan socorrida como primer plato en una comida familiar o como plato único en una cena ligera, es muy habitual encontrarlo en el extenso recetario de platos que nuestras abuelas tienen en la cabeza. Y aunque sabemos que cada abuela tiene sus propios secretos y que nunca conseguiremos reproducir su receta, aquí damos las claves de una sencilla crema de calabacín casera clásica.

Ingredientes (2 personas)

  • 1 kg. de calabacín.
  • 1 ajo.
  • 1 cebolla grande.
  • 1 patata grande.
  • Agua.
  • 3 quesitos.
  • 2 pastillas de caldo.
  • Aceite.

Elaboración (40 minutos)

Pelamos y cortamos, en trozos más o menos grandes, el calabacín, el ajo, la cebolla y la patata y los ponemos en una olla grande. Cubrimos todos los ingredientes con agua hasta que sobrepase un poco. Removemos en el fuego hasta que empiece a hervir. Cuando el agua empiece la ebullición le añadimos las pastillas de caldo y los quesitos. Lo dejamos en el fuego unos 10 minutos más. Lo retiramos del calor y lo batimos hasta conseguir una crema, corregimos de sal y servimos caliente.

Crema de calabacín con nata

crema de calabacin con nata recetas bonduelle

Otra alternativa a la receta clásica de la abuela en la que dejamos de lado las patatas y el queso y los sustituimos por nata para cocinar, una opción igual de válida para darle consistencia, pero que no tapa el sabor del calabacín.

Ingredientes (2 personas)

  • 500 gr. de calabacín.
  • 1 cebolla pequeña.
  • 200 ml. de nata para cocinar.
  • Aceite.

Elaboración (30 minutos)

Pelamos y cortamos la cebolla muy fina. En una olla, echamos un chorrito de aceite con la cebolla y un poco de sal y dejamos que se poche lentamente. Mientras vamos pelando y cortando el calabacín en taquitos pequeños. Cuando la cebolla esté caramelizada, con un toque marrón y muy blanda, añadimos el calabacín y dejamos que se haga removiendo de vez en cuando, unos 15 minutos. Echamos la nata, removemos y dejamos a fuego medio unos 5 minutos. Retiramos del fuego y trituramos. Corregimos el punto de sal y a servir. Si la crema está más líquida de lo que esperamos, podemos dejarla en el fuego un poco más para que se reduzca la nata.

Crema de calabacín sin queso

crema de calabacin sin queso

Aunque la receta de nuestras abuelas es estupenda, hay ocasiones en las que nos apetece algo más ligero, para lo que viene estupenda esta receta de crema de calabacín sin queso, perfecta para aquellos intolerantes a la lactosa.

Ingredientes (4 personas)

  • 2 calabacines grandes.
  • 1 ajo.
  • 1 cebolla pequeña.
  • 2 patatas medianas.
  • Pimienta blanca.
  • 1 litro de caldo de verduras.
  • Agua.
  • 2 puerros.
  • 2 zanahorias.
  • Aceite.
  • Nuez moscada.

Elaboración (40 minutos)

Lavamos los calabacines y les cortamos los dos extremos. Si queremos que la crema tenga un toque de color verde fuerte, no tenemos por qué pelarlos. Pelamos y cortamos la cebolla, el ajo, las patatas, los puerros y las zanahorias. En una olla, echamos un chorrito de aceite y sofreímos la cebolla, el ajo y los puerros a fuego lento. Cuando estén hechos, añadimos los calabacines en trozos y las zanahorias, rehogamos unos minutos e introducimos las patatas. Es el momento del caldo de verduras, que debe cubrir todos los vegetales. Dejamos que hierva unos 20 minutos o hasta que las patatas estén blandas. Retiramos del fuego y trituramos. Es aconsejable retirar un poco de caldo antes de triturarlo para poder ir controlando cómo queremos de espesa nuestra crema de calabacín. Cuando tenga la consistencia que buscamos, corregimos de sal y añadimos la pimienta y una pizca de nuez moscada.

Crema de calabacín y puerros 

crema de calabacin y puerro recetas bonduelle

Al igual que muchos otros vegetales, el calabacín es perfecto para mezclarlo con otras verduras que potencian su sabor y consiguen que las cremas queden más espesas y más disfrutables.

Ingredientes (4 personas)

  • 2 calabacines grandes.
  • 2 puerros.
  • 2 patatas medianas.
  • 50 ml. de vino blanco.
  • Agua.
  • Aceite.

Elaboración (30 minutos)

Pelamos y cortamos los puerros en tiras finas. En una olla con un poco de aceite lo sofreímos durante unos 4 minutos sin dejar que se dore. Añadimos las patatas peladas y cortadas en cuadraditos y dejamos que se cocinen unos 5 minutos sin dejar de mover. Pelamos y cortamos los calabacines en cuadraditos y los echamos a la olla. Los dejamos unos 5 minutos y añadimos el vino blanco. Esperamos que se evapore el alcohol durante 2 minutos y añadimos el agua hasta que tape todos los ingredientes. Tapamos la olla y dejamos que se cueza a fuego medio unos 15 minutos. Apartamos del fuego y trituramos corrigiendo la sal y buscando la textura deseada.

Crema de calabacín y calabaza

crema de calabacin y calabaza recetas bonduelle

Es cierto, tal como hemos explicado al principio, que el calabacín y la calabaza comparten la misma familia vegetal, pero eso no significa que juntos no formen un dúo delicioso para una crema perfecta para las frías noches de invierno.

Ingredientes (6 personas)

  • 2 calabacines.
  • 1 kg. de calabaza.
  • 1 cebolla mediana.
  • 2 dientes de ajo.
  • Un litro de caldo de verduras.
  • Pimentón dulce.
  • Aceite.

Elaboración (40 minutos)

Calentamos el aceite en una olla grande y sofreímos la cebolla y los ajos cortados muy finamente durante unos 10 minutos. Pelamos la calabaza, la cortamos y la introducimos en la olla, junto con el calabacín, también pelado y cortado. Añadimos una cucharada de pimentón dulce y removemos para que se mezcle con todos los ingredientes. Incorporamos el caldo de verduras caliente y tapamos la olla. Cuando empiece a hervir bajamos el fuego y lo dejamos unos 20 minutos. Pasado este tiempo, comprobamos que todos los ingredientes están blandos, retiramos del fuego y trituramos. Corregimos de sal y servimos.

!Síguenos y participa en nuestros sorteos!