26Sep

Recetas con guisantes: 3 platos sanos y ligeros

Recetas con guisantes: 3 platos sanos y ligeros

Sin duda los guisantes son uno de los grandes aliados a la hora de preparar platos para los más pequeños de la casa, no solo porque permite realizar platos divertidos sino también por sus cualidades beneficiosas para la salud.
El guisante es una hortaliza que contiene un alto índice de proteínas y un bajo índice de grasa, además de esto es una de las hortalizas con mayor contenido en vitaminas, sobre todo vitamina C. Por todo esto y más se ha convertido en un alimento indispensable en nuestra dieta.
Para que podáis disfrutar de esta hortaliza en diferentes platos y texturas, os dejamos tres recetas ricas, saludables y muy fáciles de preparar que estamos seguros de que convencerán hasta al más exigente de la casa.

1. Merluza con guisantes y patatas

receta merluza con guisantes 2

Algunos pensarán que es un plato típico de dieta, sin embargo, es un plato muy sano, no solo por los nutrientes que aportan los guisantes sino también por los que aporta la merluza.

Para llevar a cabo esta receta necesitaremos: cuatro rodajas de merluza, un bote de guisantes al natural cocinados extra finos de Bonduelle, una cebolla, tres dientes de ajo, harina, un poco de perejil, pimienta molida, y por último, pero no menos importante, un vasito de vino blanco.

Empezaremos salpimentando y enharinando un poco el pescado para dorarlo. A continuación, en una cazuela que tenga un poco de aceite (una vez hayamos dorado un poco el pescado) pondremos la cebolla y ajos picados junto con el vasito de vino blanco. A esto, sumaremos los guisantes para que cojan sabor durante unos diez minutos, no más para que no se pase de cocción.

En otra cazuela, a la vez que se van haciendo el resto de ingredientes, pondremos unas cuantas patatas a cocer. Cuando veamos que las patatas están casi listas, en la cazuela donde tenemos los guisantes con los ajos y la cebolla, sumaremos la merluza para darle un buen hervor y que coja sabor. Una vez hayamos hecho esto, ya tenemos nuestro plato ¡listo para servir!

2. Crema de guisantes

crema de guisantes 2

Es una receta perfecta para sacar al guisante de su papel más común, que suele ser servirlo como acompañamiento. Sin embargo, en este plato se convierte de forma original en el protagonista absoluto.

Para preparar esta crema vamos a necesitar: tres patatas medianas, un bote de guisantes al natural cocinados extra finos de Bonduelle, 350 ml de caldo de verduras y aceite de oliva virgen extra.

Esta es una receta tremendamente sencilla de elaborar, simplemente se trata de empezar rehogando la cebolla picada en aceite de oliva, agregar los guisantes que ya están cocidos más las patatas que hemos cortado previamente en cuartos, incorporaremos también los 300ml de caldo y salpimentar un poco. Dejamos cocer todo junto y una vez esté en su punto procedemos a batirlo. La textura de la crema va al gusto de cada uno, pero si ves que está muy espesa solo tienes que añadir un poco de caldo ¡bon apetit!

3. Risotto de cebada perlada con guisantes

risotto de cebada con guisantes 2

Una receta deliciosa y para ocasiones especiales. Para su elaboración necesitaremos los siguientes ingredientes: una cebolleta, un pimiento verde, una zanahoria, 1 trocito de apio, 1 tomate, 2 tazas de cebada perlada, un bote de guisantes al natural muy finos de Bonduelle un chorrito de vino blanco, sal, pimienta, aceite de oliva y una hoja de laurel.

Para empezar, se sofríe la cebolleta junto con el pimiento verde, la zanahoria, el apio y el tomate (todo previamente muy bien picadito) cuando tengamos hecho esto, se salpimenta al gusto.

Una vez tengamos todo sofrito, se añade la cebada, se agrega chorrito de vino blanco, se espera a que se evapore un poco, se añaden los guisantes y caldo de verdura hasta que la cebada esté al dente, y finalmente, si somos de los que nos apetece darle un punto más, podremos añadir revuelto de huevo que combina a la perfección, una vez hayamos conseguido esto tendremos nuestro plato preparado.