29Ene

Receta de galletas con maicena

¿A quién no le gustan las galletas? Si existe alguna persona seguro que es muy difícil de encontrar, no solo porque es uno de los dulces más sencillos y deliciosos, sino también porque es uno de los más versátiles.

Que no te gusta el chocolate, las puedes hacer de frutos secos, que tampoco te gustan, pues solo de mantequilla, que eres alérgico al gluten pues en vez de utilizar harina de trigo, utiliza harina de maíz. Cada elaboración es única y necesita los ingredientes adecuados, pero todas están deliciosas, solo hay que encontrar nuestra favorita.

Desde Bonduelle te proponemos una sencilla receta de galletas con maicena increíblemente fáciles de preparar y con un sabor suave y dulce perfectas para mezclarlas con el café de por la mañana o el té de la tarde. Además su color blanco queda precioso si queremos mezclarlas con otros tipos de pasta de té o queremos subir alguna que otra foto a nuestras redes sociales.

Ingredientes (30 galletas)

  • 175 gr. de harina de maíz (maicena).
  • 25 gr. de azúcar glas.
  • 100 gr. de leche condensada.
  • 65 gr. de mantequilla.
  • 1 yema de huevo grande.

Elaboración (30 minutos)

Mezclamos la maicena con el azúcar glas y las tamizamos poco a poco. Con la mantequilla en pomada, la mezclamos con la leche condensada hasta que los dos ingredientes queden completamente integrados. Agregamos la yema del huevo y mezclamos. Poco a poco, y sin dejar de amasar, vamos integrando la harina con el azúcar en la mezcla. Con cuidado, colocamos la masa, que será complicada de manejar, en un papel transparente con el que haremos una bola y dejaremos en la nevera unos 30 minutos, 15 si preferimos meterla en el congelador. Ponemos el horno a precalentar a 160° y mientras tanto, en una bandeja con papel vegetal vamos colocando porciones de la masa que habremos cogido con una cuchara para hacer bolitas y enharinarlas. Recuerda ponerlas muy separadas unas de otras porque luego crecen. Antes de meterlas en el horno, las dejamos en el congelador 5 minutos, las sacamos, las aplastamos con un tenedor y las horneamos durante 12-15 minutos. Las dejamos enfriar en una rejilla y ¡a disfrutar!

!Síguenos y participa en nuestros sorteos!