02Feb

Qué cenar hoy: Aprende a improvisar

Qué cenar hoy: Aprende a improvisar

Llegamos cansados de trabajar después de un día ajetreado y no tenemos tiempo ni ganas de pensar en qué hacer para cenar.

Abrimos la nevera y nuestra imaginación no llega más allá de tirar del teléfono y llamar a la primera cadena de comida rápida que se nos ponga delante.

Desde Bonduelle queremos hacerte la vida más fácil y enseñarte cómo hacer algo rico y rápido con lo que tengas en casa.

Abre tu mente y abre el frigorífico. Desde ahora cuando te preguntes ¿Qué puedo cenar hoy?

La respuesta te vendrá sola y si no, te ayudamos con algunos trucos y recetas de cocina.

¿Empezamos?

1-Las latas de conservas

El armario de una cocina que no tenga latas de conservas no es un armario. Piénsalo. Llegar a casa tarde de trabajar y tener una lata de atún, una lata de maíz o una de mejillones en escabeche puede arreglarte el día.

Qué hay más fácil que abrir una lata y verterla en un plato. Nada. Están ricas, las puedes combinar entre sí y son rápidas de preparar. Todo son ventajas.

latas quecenarimprovisar

2- Si hay pan estamos salvados

¿Sabes cómo preparar una cena fácil con un ingrediente estrella? Te damos un consejo para que cuando llegues a casa tu vida sea un poquito más fácil.

Compra pan siempre que puedas o en su defecto ten pan de molde. ¿Por qué? Te preguntarás, porque si llegas a casa y hay pan, hay cena.

Una idea para comer sin manchar mucho la cocina es preparar tostas con los ingredientes que tengas a mano.

Por ejemplo, una loncha de jamón serrano con un poco de aceite, un tomate que está pidiendo a gritos que lo machaquen, porque si no acabará en la basura, o una lata de atún que con un poco de mayonesa se convierte en una delicia.

3-Improvisa de forma saludable

Cuando pensamos en qué cenar, es probable que lo primero que nos venga a la cabeza sea lo que más nos gusta: hamburguesas, pizzas o cualquier alimento que pueda saciar nuestro apetito rápidamente.

No hagas eso. Puedes improvisar sin que tus arterias sufran con ingredientes perfectos para un estilo de vida saludable y equilibrado.

¿Qué podemos cenar para conseguirlo? Un tomate natural con un chorrito de aceite y un toque sal y pimienta y ya lo tienes, rico, sano y rápido.

También podemos conseguir un aporte extra de proteínas con algo tan sencillo y fácil de preparar como unos huevos. Por ejemplo, un revuelto o una tortilla te pueden salvar la cena de hoy, además puedes hacerla a tu gusto y añadirle los ingredientes que tú quieras, así que prepara la mezcla y ¡a la sartén!

tomates quecenarimprovisar

4-Caldos en menos de lo que canta un gallo

¿Hay algo que guste más a toda la familia que un buen plato de sopa?

Seguro que nunca habías imaginado que pudieses arreglar una cena de forma rápida, solo con agua. ¡Pues sí!

Llena un cazo y ponlo a hervir. A continuación, échale una pastilla de concentrado de pollo o de verduras. ¿Un plus? Añade unos fideos y ya tienes una sopa, sencilla, sabrosa y preparada en menos de lo que esperabas.

5-El horno, ese gran desconocido

¿Tienes horno en casa? Si lo tienes, se acabó el pensar qué cenar, ya lo hace él por ti.

Si tu plan para esta noche es cenar con amigos, el horno puede ser tu mejor aliado. Te bastará con una masa de pizza o una rebanada de pan y un poco de imaginación: tomate, champiñones, piña, pimientos, cebolla, ¡Vosotros elegís!

Otro básico de la despensa es la patata. Te explicamos paso a paso una receta fácil y sencilla para sacarle el máximo provecho.

Envuelve la patata en papel de aluminio, hornéala durante una hora; una vez asada sácala y retira el envoltorio -¡cuidado no te quemes!- y salpimienta.

No es que sea una cena ligera, pero sí de las más fáciles de preparar con la ayuda del horno. Él lo hace todo y tú lo cenas. ¿Pensabas qué era tan sencillo?

pizzahorno quecenarimprovisar

!Síguenos y participa en nuestros sorteos!