22Nov

Platos de cuchara: Prepárate para el invierno con recetas calientes

Platos de cuchara: Prepárate para el invierno con recetas calientes

¿Qué es lo mejor cuando se acerca el invierno? Sí, el plan de sofá y manta está en la lista, pero si lo acompañas con unos buenos platos de cuchara, ¡tienes el kit completo!

Son recetas calientes, sabrosas y además, fáciles de preparar. Desde Bonduelle hemos escogido las verduras que más te gustan y las hemos convertido en platos de cuchara, ¿quieres saber cuáles son?

Lo primero que hemos hecho es seleccionar los alimentos más ricos de esta época y para decidir qué platos vamos a elaborar. Entre estos están las legumbres. Un alimento perfecto para cocinar platos calientes de cara al invierno. También hemos seleccionado algunas verduras para cocinar estos platos.

Las legumbres tienen muchos beneficios para la salud. Contienen proteínas vegetales, un alto porcentaje en fibra, perfecto para el buen funcionamiento aparato digestivo, hidratos de carbono, vitaminas y minerales, y por si fuera poco, apenas tienen grasa.

Por otro lado, las verduras, es de sobra sabido que son saludables en nuestra alimentación. Tienen minerales y vitaminas, fibras y además antioxidantes. La OMS (Organización Mundial de la Salud) recomienda tomar 5 piezas de frutas y verduras al día.

Sabiendo lo beneficiosas que son tanto las legumbres como las verduras, hemos escogido 4 platos de cuchara que harán de tu invierno una época cálida y saludable:

Receta de garbanzos con espinacas

El plato de cuchara que vamos a preparar es una receta muy fácil y sencilla de hacer. Necesitamos, garbanzos, puedes dejarlos en remojo unas 10 horas aproximadamente o si prefieres, usar garbanzos ya cocidos, con esta segunda opción ahorrarás tiempo, pero lo dejamos a tu elección. La cantidad, unos 600 gramos para 4 comensales estará bien.

Por otro lado, necesitamos 200 gramos de espinacas, aceite de oliva virgen extra, dos dientes de ajo, agua, pimentón dulce y sal. Puedes añadirle un poco de caldo de verduras.

Empezamos cortando el ajo y las espinacas. A continuación, ponemos una cazuela con un poco de aceite de oliva. Cuando esté caliente, echamos el ajo, dejamos que se doren. Añadimos el pimentón y las espinacas. Lo removemos todo. Lo siguiente es echar los garbanzos con un poco de agua. Dejamos que hierva un poco y le echamos el caldo de verduras y la sal. Lo dejamos unos minutos y ¡listo! Servimos y a podemos empezar a comer.

garbanzos espinacas

Lentejas con verduras: Una receta muy completa

De entre los platos de cuchara destacamos esta receta de legumbres, que en días de frío, hace que el cuerpo entre en calor en cuestión de segundos. Hablamos de las lentejas con verduras.

¿Qué necesitamos? 300 gramos de lentejas, 1 cebolla, 1 zanahoria, 1 calabacín, 1 pimiento rojo y 1 pimiento verde. También nos hará falta aceite de oliva virgen extra, un par de dientes de ajo, pimentón, agua y sal.

Lo primero que vamos a hacer es cortar las verduras, podemos hacerlas en cuadrados pequeños. Si cuando estén hechas vamos a triturarlas podemos hacer trozos más grandes, pero si vamos a dejar las verduras tal cual, mejor hacer trozos más pequeños.

Después, ponemos una cazuela con un chorrito de aceite de oliva virgen extra. Cuando esté caliente echamos las verduras y las salteamos un poco para que vayan cogiendo sabor. Lo siguiente es añadir el pimentón lo rehogamos y echamos el agua, cubriendo un poco las verduras. Echamos sal. 

Es el turno de las lentejas, las añadimos y dejamos que se hagan a fuego lento junto a las verduras. Habrá que dejarlas unos 40 minutos. Podemos ir probándolas para comprobar que estén hechas. Si nos vamos quedando sin agua, vamos añadiendo para que no se pegue.

Una vez estén las lentejas podemos sacar algo de verdura y pasarla por la batidora, luego la añadimos con las lentejas y así quedarán más espesas, eso ya al gusto de cada uno. Pruébalas y si les falta sal puedes añadir algo más o si quieres otro poco de pimentón.

lentejas con verduras

Plato de cuchara: Sopa de guisantes con zanahoria

Las sopas son uno de los platos más comunes cuando empieza a hacer frío. De entre los platos de cuchara las cremas y sopas aparte de ser beneficiosas para la salud gracias a que llevan alimentos saludables como las verduras, son platos fáciles de cocinar.

Para cocinar esta receta de sopa de verduras, solo necesitamos, 1 bote de guisantes cocinados de Bonduelle, 3 zanahorias, 1 cebolla y 1 puerro. Estas cantidades serían para unos 4 comensales más o menos. Añadimos a la lista de ingredientes, aceite de oliva virgen, agua y sal.

Empezamos troceando las verduras. Ponemos una cazuela con un poco de aceite de oliva, vamos echando las verduras, primero la zanahoria y la cebolla. Lo vamos rehogando, después añadimos el puerro y cuando esté todo dorado, añadimos los guisantes cocidos. Seguimos rehogando.

El próximo paso es echar el agua cubriendo las verduras, añadimos un poco de sal y dejamos que el  caldo vaya cogiendo el sabor de las verduras.  Lo dejamos hasta que veamos que el caldo ha cogido color y probamos que las verduras estén cocinadas.

Sirve la sopa en unos cuencos, añádeles un chorrito de aceite de oliva virgen extra y ¡que aproveche!

sopa guisantes zanahorias

Plato de alubias con almejas

Volvemos a las legumbres para nuestro último plato de cuchara. Esta vez hemos escogido las alubias. Contienen fibra, vitaminas y minerales, y además, es un plato de cocina casera tradicional que está riquísimo.

¿Qué vamos a necesitar para preparar esta receta?  300 gramos de alubias blancas, 100 gramos de almejas, 2 dientes de ajo, 1 cebolla, 50 ml de vino blanco, aceite de oliva virgen extra y sal.

Lo primero que hay que saber es que las alubias hay que dejarlas en remojo toda la noche. Si no te ha dado tiempo o se te ha olvidado también puedes comprar un bote de alubias ya cocidas.

Ahora sí, empezamos con la receta poniendo las almejas en agua con un poco de sal. A continuación, cortamos la cebolla y los ajos. Ponemos una cazuela con un chorrito de aceite de oliva y lo saltemos. Después escurrimos bien las almejas y las echamos en la cazuela para que se abran, si alguna no se abre sácala, es probable que esté mala.

El siguiente paso es incorporar las alubias y el vino blanco. Una vez realizado este paso dejamos que hierva y que se cocinen las alubias junto al resto de ingredientes.

En unos 40 minutos las alubias estarán blanditas y ¡el plato de cuchara listo para comer!

alubias almejas

 Si te gustan los platos elaborados con almejas, te recomendamos que eches un vistazo a nuestra rica receta explicada paso a paso de almejas en salsa verde. ¡Riquísimo!