23Oct

Parrillada de verduras a la plancha: trucos infalibles

Verduras a la plancha - Recetas - Bonduelle

Si eres más vegetariano que carnívoro, o simplemente te gusta disfrutar de las recetas más sencillas y deliciosas de pocos ingredientes, la parrillada de verduras tiene que convertirse en uno de tus platos predilectos.

Una de las formas más deliciosas de preparar verdura es a la plancha. Es un buen sustituto para las brasas en las que nuestras abuelas asaban las verduras, y aunque no tienen ese sabor tan característico y delicioso que les aporta el fuego, en las planchas es más sencillo controlar la cocción, son más limpias y asequibles y también le dan un toque delicioso a las verduras. ¡Te contamos algunas claves para preparar una parrillada de verduras a la plancha perfecta!  

La plancha: La mejor aliada para una parrillada de verduras

Parece obvio, pero al igual que cuando vas en busca de las verduras para tu parrillada, quieres las mejores que puedas encontrar, este plato es muy fácil de estropearse si no tenemos una buena plancha.

No hace falta que sea de la gama más alta, con una plancha normal es suficiente, eso sí, debe estar bien cuidada. Lo mejor es que toda la superficie sea uniforme para que cuando pongamos los trozos de las verduras no haya unas que se hagan más que otras, y que los bordes de la plancha sean lo más bajos posibles. Nunca debemos utilizar otras superficies que no sean planchas ya que, por ejemplo, si utilizamos una sartén con un poco de profundidad esto hará que cuando se empiece a evaporar el agua de las verduras no desaparezca del todo, sino que las acabe cociendo.

Consigue que las verduras queden tiernas

Parrillada de verduras Bonduelle

Lo primero que debes saber a la hora de preparar una parrillada de verduras a la plancha, es que prácticamente todas las verduras pueden asarse a la plancha, pese a que debemos tener en cuenta ciertas consideraciones en función a la textura de las mismas. Así, es posible que ciertas verduras requieran ser hervidas previamente, para evitar que se queden excesivamente duras al pasarlas “vuelta y vuelta” por la plancha (como, por ejemplo, los espárragos).

Lo mejor es colocar cada tipo de verdura por separado en la plancha, ya que cada una de ellas tiene su propio punto de cocción y así nos evitamos que unas queden demasiado hechas o demasiado poco. Como consejos generales, las patatas, las berenjenas y los pimientos son las que más tardan en asarse, casi unos 6 minutos por cada lado, así que sería un buen comienzo empezar por estas verduras. El calabacín depende mucho del corte que hayamos hecho, pero en general no necesita más de tres minutos por cada lado, al igual que las cebollas y las setas que en cuanto sueltan todo el agua ya están al punto.

Si te preocupa que mientras haces unas verduras el resto se queden frías, puedes colocarlas en una bandeja con papel de aluminio por encima para que conserven el calor y antes de servirlas pasarlas de nuevo por la plancha unos segundos.

Una vez sabido esto, ¡manos a la obra! La clave de la cocción de verduras a la plancha es que la plancha debe estar muy caliente y el tiempo de cocción debe ser muy breve. Por ello lo ideal es cortarlas bien finas, para que se hagan rápidamente por el interior, pero sin deshacerse. Para evitar que los trozos se nos peguen a la plancha y repartir mejor el calor para una cocción uniforme, lo mejor es “pintar” la plancha con un chorrito de aceite y un pincel especial de cocina. Cuando le vayamos a dar la vuelta a nuestras verduras también podemos pintarlas un poco por la parte que ha quedado por arriba para que conserven mejor el calor. No te pases con el aceite, pues mucho hará que se queden blancas e insípidas.

Antes de hacer todo esto es súper importante que lavemos las verduras debajo del chorro del grifo de agua. Esto ayudará a que se limpien de todos los patógenos que hayan podido coger durante su tiempo en el mercado o en su recolección. Siempre hay que lavar las verduras antes de pelarlas, pues así evitarás que las impurezas de la superficie penetren en la carne del interior además de que la verdura absorba mucha agua innecesaria.

A parte de esto, cuando las hayamos cortado, en los trozos más regulares posibles para que se hagan al mismo tiempo, podemos ponerlas sobre papel de cocina para que terminen de soltar el agua que todavía puedan tener y cuando las pongamos en la plancha adquieran el típico color dorado con rayas de una deliciosa parrillada de verduras.

¡Una parrillada de verduras con color! 

Verduras a la plancha Bonduelle

Te damos un consejo a la hora de presentarlas: ¡ordena las verduras en función de su forma y color! El plato tendrá un aspecto mucho más organizado y delicioso. Además, recomendamos que la ingesta sea inmediata para que no se enfríen y pierdan el característico sabor de la plancha.

La sal siempre es lo último que se echa, incluso cuando ya estén emplatadas, podemos rociarlas con un poco de aceite de oliva y sal gruesa. Para ser un poco diferente, atrévete a probar con diferentes hierbas aromáticas o con pimienta, pues potenciarán muchos el sabor de las verduras a la plancha además de darles un gusto diferente.

Si estos trucos para una parrillada de verduras a la plancha te han resultado útiles, te recomendamos que visites nuestra categoría de Recetas de verduras.  

Artículos Relacionados

!Síguenos y participa en nuestros sorteos!