08Dic

Las propiedades del pepino y cómo prepararlo

Las propiedades del pepino y cómo prepararlo

Es un alimento sano, bajo en calorías, una hortaliza con un alto contenido en agua, es muy hidratante y tiene un alto nivel en fibra, que ayuda a mantener el tránsito intestinal. Hablamos del pepino. Descubre todas sus propiedades y cómo prepararlo.

El pepino es de origen asiático, concretamente de las regiones tropicales del sur. En la India se cultiva desde hace 3000 años y de ahí se extendió a Grecia o Itaia. Los romanos lo llevaron a otras partes de Europa. Actualmente, el pepino, es una hortaliza consumida en todo el mundo gracias a las múltiples propiedades nutritivas que contiene. Aquí te dejamos algunas de ellas:

1-Hidratación: 

Una de las propiedades más importantes y destacables del pepino es el alto contenido en agua, concretamente un 90%. Esta hortaliza es muy consumida en verano ya que sirve para mantenerse hidratado. Es diurético ayuda con la retención de líquidos. 

2-Fibra:

Otra de las propiedades del pepino es su contenido en fibra. Una hortaliza perfecta para mantener el tránsito intestinal regulado. Por otro lado también es muy digestivo.

3- Bueno para la piel:

Cuando hablamos de las propiedades del pepino, hablamos de ellas como aspectos nutritivos para el organismo, pero la no queda ahí también contiene propiedades que suponen un beneficio para la piel. Gracias a la vitamina C que contiene se usa para tratamientos estéticos. Alivia la irritación y reduce la inflamación. De ahí la mítica foto de los centros de belleza con los pepinos en los ojos.

4- Beneficioso para los tejidos:

La sílice, uno de los componentes del pepino, hace que los tejidos de la piel se fortalezcan, es decir, los músculos, los ligamentos, los tendones, los cartílagos e incluso, los huesos. 

5- Recetas con pepino:

Hemos hablado de lo buenas que son las propiedades del pepino pero ¿Cómo podemos beneficiarnos de ellas? Haciendo lo que más nos gusta: Cocinar. El pepino se puede comer de muchas maneras:

- Crudo: Es una de las maneras más habituales. Lo puedes comer solo, en rodajas con un chorrito de aceite de oliva y un poco de sal.

- Ensalada: También crudo pero mezcándolo con más vegetales como el tomate o la cebolla.

- Crudités: Acompáñalo con otras verduras como el apio o la zanahoria y tómalo con la salsa que más te guste, de yogur, de mostaza y miel o salsa tártara.  

- Cremas: Una de las recetas más conocidas con pepino, es el gazpacho. Una sopa fría que entra sola en cualquier época del año.   

  

!Síguenos y participa en nuestros sorteos!