09Jul

Ingerir muchas bebidas refrescantes

Ingerir muchas bebidas refrescantes

Cuando llega el verano, especialmente si trabajamos o realizamos alguna actividad física al aire libre, nos apetece tomar bebidas frías que nos refresquen. ¿Hasta qué punto puede ser beneficioso ingerir demasiadas bebidas refrescantes?

No cabe duda de que el agua es la mejor opción, tanto en verano como en invierno, para hidratarnos correctamente. Es cierto que, cada vez más y en mayores cantidades, los refrescos se utilizan para saciar la sed, especialmente en la época veraniega.

Es necesario saber que su ingesta se está convirtiendo, en muchos casos, en algo cotidiano y no muy saludable si se hace en exceso... En efecto, hablamos de los efectos poco saludables de los refrescos refiriéndonos a varios puntos muy importantes a tener en cuenta:

  • En primer lugar hemos de decir que la mayoría de los refrescos aportan calorías, lo que significa un aporte energético extra cada día, que a lo mejor en un principio no es apreciable, pero que con el paso del tiempo se convertirá en kilos de más, cada vez más difíciles de perder.
  • En los niños, habituarlos al consumo a todas horas de refrescos azucarados puede encaminarlos hacia la obesidad haciendo, además, que su paladar se acostumbre y exija productos endulzados. Sin una adecuada higiene dental, además, estas bebidas pueden ser un peligro adicional para la salud de nuestra dentadura.
  • Otro punto a tener en cuenta es que la mayoría de los refrescos tienen gas, lo cual supone un aumento del volumen gástrico y de aire en el intestino, lo cual puede originar molestias digestivas a muchas personas.

En definitiva, ¿refrescos?: de acuerdo, ¡pero con moderación!

Artículos Relacionados

!Síguenos y participa en nuestros sorteos!