30Jul

Ideas para un menú semanal vegetariano

Menú semanal vegetariano - Bonduelle

Pasar de un menú omnívoro a uno vegetariano puede ser una cuesta arriba para muchos, sobre todo si no controlamos y medimos bien qué tipo de nutrientes estamos consumiendo y cuáles son los que más falta nos hacen.

En una dieta vegetariana esto no es tan complicado ya que se siguen consumiendo productos de origen animal como la leche o los huevos. No obstante, siempre está bien tener una dieta variada basada en una planificación que no haga que nuestro menú semanal sea enormemente calórico un día y el resto apenas nos llene el estómago.

Por eso, desde Bonduelle, hemos recogido una serie de recetas que pueden completar tu menú vegetariano semanal y con las que puedes experimentar con sabores y texturas diferentes.

Lentejas estofadas con patatas

Lentejas estofadas Bonduelle

Un primer plato delicioso y perfecto para nuestro menú semanal vegetariano que nos puede servir como primer plato y único en una comida con tuppers en el trabajo. Las lentejas son una legumbres con muchísimos beneficios que se suman a los de las verduras que las acompañan.

Ingredientes (2 personas)

  • 250 gr. de lentejas pardinas.
  • 1 cebolla.
  • 2 dientes de ajo.
  • 2 zanahorias.
  • 2 patatas medianas.
  • Pimentón.
  • Cúrcuma.
  • Comino.
  • Aceite de oliva.

Elaboración (45 minutos)

Empezamos dejando las lentejas a remojo durante un par de horas antes de empezar. En una cazuela con un poco de aceite, sofreímos los ajos y la cebolla cortados en trozos pequeños, cuando la primera esté transparente añadimos las lentejas y espolvoreamos un poco de pimentón. Removemos bien. Agregamos las patatas chascadas en cuartos y las zanahorias cortadas en rodajas. Añadimos agua hasta cubrir todos los ingredientes y esperamos a que empiece a hervir, entonces añadimos una cucharada de comino y otra de cúrcuma. Cocinamos a juego lento durante 30 minutos y antes de servir comprobamos el punto de sal.

Tallarines de calabacín con pesto rojo

tallarines de calabacín Bonduelle

Otro delicioso plato para nuestro menú vegetariano que puede servirnos perfectamente para una cena ligera, pues el truco está en que los tallarines no son de pasta sino que salen del propio calabacín.

Ingredientes (2 personas)

  • 2 calabacines.
  • 6 tomates seco.
  • 1 cebolleta.
  • 40 gr. de avellanas.
  • 1 diente de ajo.
  • Tomillo.
  • Queso parmesano rallado.
  • Aceite de oliva.

Elaboración (15 minutos)

Para empezar la receta dejamos los tomates secos en agua durante unos 15 minutos. Mientras tanto, despuntamos los calabacines, los pelamos y los cortamos con un pelador de verduras o mandolina en tiras de unos 4 mm. Limpiamos la cebolleta quitando las raíces, la primera capa y la parte verde más dura. Pelamos el ajo, escurrimos los tomates y limpiamos las avellanas. Trituramos todos los ingredientes, junto con el tomillo, muy pequeños pero que conserven la textura. Añadimos un poco de queso parmesano un chorrito de aceite y lo mezclamos bien hasta que todo quede bien integrado. Lo cubrimos con un papel transparente y lo dejamos reposar. Ponemos una cazuela con agua y un poco de sal. Cuando hierva, metemos los tallarines de calabacín un par de minutos. Escurrimos y servimos con el pesto por encima.

Arroz con leche

arroz con leche Bonduelle

Para terminar el menú vegetariano, proponemos esta receta de arroz con leche, completamente vegetariana y deliciosa. Perfecta para cerrar una comida con platos más ligeros.

Ingredientes (4 personas)

  • 1 litro de leche.
  • 200 gr. de arroz blanco de grano redondo.
  • 2 ramitas de canela.
  • Cáscara de limón.
  • 25 gr. de mantequilla sin sal.

Elaboración (1 hora y 10 minutos)

En una olla antiadherente echamos el litro de leche junto con el azúcar, la canela y las cáscaras de limón. Con una cuchara de madera, la movemos de vez en cuando manteniéndola a fuego medio. Mientras la leche va cogiendo temperatura cogemos el arroz y lo lavamos en un escurridor hasta que el agua blanca se vuelva cristalina. Cuando la leche empiece a hervir es el momento de agregarle el arroz bien escurrido. Dejamos que el arroz se vaya hinchando con tranquilidad durante 55 minutos, vigilando que no se pegue y removiendo con cuidado con una cuchara de madera. Cuando la leche se haya evaporado, pero que todavía quede cremoso, lo retiramos del fuego. Retiramos la cáscara de limón y las ramitas de canela y echamos la mantequilla para que se deshaga con el calor. Removemos bien y reservamos porque el arroz seguirá absorbiendo la leche una vez fuera.

!Síguenos y participa en nuestros sorteos!