21May

Habas secas, recetas de cocina y propiedades

Habas secas, recetas de cocina y propiedades

Hemos hablado en varias ocasiones de las habas, porque son un alimento saludable que podemos incluir en muchas recetas y que además, son sabrosas. Desde Bonduelle queremos que sepas qué son, qué aportan y cómo prepararlas. ¡Toma nota!

Habas secas propiedades y qué son

Las habas secas son legumbres. Según especialistas, las legumbres hay que tomarlas dos veces por semana acompañadas de verduras. Con unos 60 gramos tenemos suficiente para que nuestro organismo funcione de manera correcta.

Habas secas: Fibra, vitaminas y minerales

Debemos incluir las habas secas en nuestra dieta porque aportan mucha fibra, que ayuda a tener un  mejor tránsito intestinal, aparte de vitaminas y minerales que cuidan nuestra salud. Minerales como el fósforo que ayuda a mantener sanos huesos y dientes, o el potasio que regula fluidos corporales.

Las habas secas al tener tantas proteínas ayudan al desarrollo muscular y se recomiendan en todas las edades, desde los más pequeños hasta edades más adultas, para prevenir enfermedades como el reúma o la artritis. 

Habas secas: calorías de la legumbre

En cuanto a las calorías que contienen las habas secas, son muy bajas. Las calorías de las habas secas proporcionan a nuestro organismo la energía necesaria para cada día. Este tipo de calorías son recomendadas para realizar cualquier actividad física como hacer deporte.

Habas secas: recetas caseras

habas_secas_recetas.jpg

Ahora que sabemos todo lo que nos aportan las habas secas vamos a cocinarlas y de esta manera añadirlas a nuestra dieta. Hemos divido los platos en tres maneras de prepararlas, así puedes variar cómo hacerlas  según tus gustos. Apunta estas ideas de recetas caseras de habas secas.

Habas secas guisadas

Consejos de cocina para preparar las recetas de habas secas:

Ya sean guisadas, fritas o cocidas, lo que tenemos que tener claro a la hora de cocinar las habas secas, es que son como cualquier legumbre, para prepararlas hay que dejarlas en agua durante 24 horas.

Pasado el tiempo correspondiente, hay que escurrirlas bien y ya podremos ponerlas a cocer para preparar nuestros platos de habas secas guisadas.

Otro consejo es que acompañes las habas con otros ingredientes como las verduras, el arroz o simplemente un chorrito de aceite de oliva. También se suelen acompañar de embutidos como jamón o chorizo.

Te dejamos dos ideas para cocinarlas:

1-Habas guisadas con jamón

Esta receta es todo un clásico. Es muy sencilla de preparar y además, está riquísima. Una vez que hayas dejado las habas en remojo y hayan pasado las 24 horas, solo tienes que ponerlas a cocer, puedes hacerlas en una cazuela o prepararlas en una olla exprés.

Una vez que están cocidas, les quitamos el agua y en una sartén con un poco de aceite de oliva las salteamos junto a unos taquitos de jamón. Si quieres puedes acompañar tu receta con un huevo. ¡Delicioso!

2- Habas guisadas con chorizo

habas_secas_chorizo.jpg

Esta segunda receta de habas secas es otra opción para cocinarlas. Es una receta rápida que, si te gustan las habas guisadas con jamón, te gustarán también con chorizo.

Recuerda dejar las habas en remojo un día. Después, escúrrelas bien y cuécelas. El siguiente paso es saltearlas en un poco de aceite de oliva virgen con un poco de ajo picado y chorizo. Puedes elegir el tipo de chorizo que más te guste, ya sea picante para darle un toque de sabor o un chorizo dulce. Lo mezclas todo, y ¡listo!

Habas secas fritas

Otra manera de preparar las habas secas, es cocinar habas secas fritas. Una legumbre convertida en un aperitivo al más puro estilo de los frutos secos.

¿Cómo preparamos las habas fritas? Lo primero que hay que hacer es ponerlas en agua, como hemos dicho hay que tenerlas 24 horas. Una vez pasado el tiempo, las escurrimos bien y las secamos con papel de cocina.

Lo siguiente que hay que hacer es poner una sartén con abundante aceite para dorar las habas secas y que se queden crujientes. Las sacamos de la sartén con una espumadera para que se les vaya todo el aceite y les echamos un poco de sal.

Si nos sobran para varios días, podemos guardarlas en un bote hermético para que no pierdan su sabor. Puedes llevarlas para saciar el hambre entre horas junto con nueces o almendras.

Habas secas de soja verde

habas_secas_soja_verde.jpg

Las habas secas de soja verde son un tipo de haba diferente a la que conocemos. Son un tipo de legumbres de color verde, redondas y pequeñas. Aportan fibra, hidratos de carbono, minerales y vitaminas como el resto de legumbres.

Como con las habas secas, este tipo de alimento hay que dejarlas en remojo una noche para que se ablanden y poder cocerlas.

Una vez cocidas, puedes preparar diferentes recetas. Se pueden cocinar salteándolas con diferentes verduras o también, prepararlas con arroz.

Otra opción es hacerlas como las habas secas, guisarlas con un poco de jamón. Incluso puedes hacer un plato como si de unas lentejas se trataran y preparar unas habas secas de soja verde con patata, zanahoria y otras verduras que quieras.

!Síguenos y participa en nuestros sorteos!