17Ene

Dos sencillas recetas de magdalenas de espelta

 

Su origen es incierto y se debate entre la historia gastronómica de España y Francia, pero eso no ha evitado que la magdalena se convierta en uno de las elaboraciones predilectas de las pastelerías españolas, y también francesas.

Y no solo en nuestras fronteras, pues con otro nombre y algunos ligeros cambios en sus ingredientes, han conseguido dar el salto al otro lado del océano para convertirse en las famosísimas muffins.

Si eres fan de las magdalenas pero te preocupa que puedan desequilibrar tu dieta, lo único que hay que hacer es cambiar uno de sus ingredientes principales: la harina. Normalmente se suele utilizar harina de trigo, es la más común en los supermercados, pero es muy fácil de sustituir por la harina de espelta, otra variedad de cereal, con menos grasa, mucho más sencilla de digerir y deliciosa. Por eso, desde Bonduelle te proponemos dos deliciosas recetas de magdalenas de espelta.

Magdalenas de espelta y piñones

Los piñones son uno de los frutos secos más preciados, y no es de extrañar, pues a pesar de su pequeño tamaño cada mordisco está lleno de sabor y con apenas unos pocos se consigue dar un toque diferente a cualquier preparación. Los piñones no solo valen para las elaboraciones saladas, también están perfectos como complementos de una magdalenas de espelta con piñones.

Ingredientes (4 personas)

  • 175 gr. de harina de espelta integral.
  • 8 gr. de levadura.
  • 100 gr. de azúcar.
  • 2 huevos.
  • 100 gr. de aceite de oliva.
  • 80 gr. de leche de soja.
  • 80 gr. de piñones.
  • Una cucharadita de extracto de vainilla.

Elaboración (30 minutos)

Empezamos mezclando la harina con la levadura y las tamizamos mientras las agregamos a un bol con el azúcar. Mezclamos bien con unas varillas e incluimos los huevos. Seguimos removiendo mientras agregamos la leche, el aceite y el extracto de vainilla. Removemos bien e incluimos los piñones. Encendemos el horno a 200° y mientras se calienta vamos echando la masa de las magdalenas en un molde previamente untado con aceite o un poco de mantequilla. Recuerda no llenar el molde entero, solo a ¾ de su capacidad. Introducimos la bandeja en el horno, bajamos el calor a 180° y las dejamos cocerse unos 20 minutos. Para comprobar que están hechas solo hay que pinchar un palillo de madera en una de ellas y esperar a que salga seco.

Magdalenas de espelta y arándanos 

Los arándanos o frutos secos son otros de los imprescindibles en lo que a la repostería se refiere, pues su toque un poco ácido combina a la perfección con el toque de azúcar que suelen llevar los postres o dulces. Por supuesto, combinados con estas magdalenas de espelta y plátanos están deliciosos.

Ingredientes (3 personas)

  • 4 plátanos.
  • 170 gr. de miel.
  • 3 cucharadas de aceite de oliva.
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla.
  • 200 gr. de harina integral de espelta.
  • 1 y ½ de bicarbonato.
  • ½ cucharadita de canela.
  • ¼ de cucharadita de sal.
  • 100 gr. de arándanos secos.

Elaboración (30 minutos)

Pelamos y cortamos los plátanos en rodajas y los batimos bien junto con la miel, el aceite y el extracto de vainilla. En otro bol, mezclamos a la harina, el bicarbonato, la canela y la sal y los vamos incluyendo poco a poco en el bol de los plátanos mientras lo tamizamos todo. Amasamos bien para hacer una masa bien integrada. Añadimos los arándanos y vamos colocando la mezcla en moldes de magdalenas llenando solo ¾  de su capacidad. Precalentamos el horno a 180° y cuando esté listo, introducimos las magdalenas y dejamos que se cocinen unos 20 o 25 minutos. Pasado este tiempo, pinchamos un palillo y si sale seco ¡ya está listas!

!Síguenos y participa en nuestros sorteos!