17Jul

Ideas de desayunos con copos de espelta

Desayunos con copos de espelta - Bonduelle

Ya lo decían las madres, y también las abuelas, “el desayuno es la comida más importante del día”, no solo porque es nuestra principal fuente de energía en las primeras horas de la mañana, sino porque desayunar mal puede provocar que nuestra dieta de adelgazamiento no sea tan eficaz como cabría esperar.

Hacer dieta no significa pasar hambre, sino llevar una alimentación equilibrada, pues cuanta más necesidad pasemos a la hora de comer, los atracones también serán más habituales, y por tanto, contraproducentes.

Elegir un desayuno sano, equilibrado y que nos sacie, evitará que más adelante, a lo largo de la mañana nuestro cuerpo nos pida más comida y acabemos por caer en la bollería industrial o en pinchos de tortilla demasiado grandes para una única persona.

Los cereales son el compañero perfecto para los desayunos, aunque hay que decir que hay vida más allá del maíz o el trigo y que esta alternativa saludable lleva el nombre de espelta, un cereal milenario que está repleto de propiedades.

Se digiere con facilidad, tiene mucha fibra, es bajo en grasas, contiene vitaminas del grupo B y E y contiene minerales tan importantes como el hierro, el magnesio y el zinc. Y todo esto se traduce en que es un cereal que mejora la actividad del intestino delgado, que previene las enfermedades cardiovaculares y favorece nuestro sistema inmunitario.

La espelta se puede tomar en forma de copos mezclados con leche y algún otro ingrediente como fruta o café o chocolate, pero también es perfecta para preparar unas deliciosas gachas o un nutritivo yogur que nos ayuden a empezar el día con la mayor energía posible y que no se note tanto que, otro día más, hemos tenido que madrugar.

Desde Bonduelle te damos un par de ideas sobre dos desayunos deliciosos y muy sanos que puedes preparar con copos de espelta.

Yogur con copos de espelta y cerezas 

Yogur copos de espelta Bonduelle

Una opción golosa y muy sana con copos de espelta y yogur, dos ingredientes que ayudan a la digestión y que tienen un gran aporte de energía, perfecta para empezar el día.

Es muy sencilla, en un vaso ponemos una capa de yogur natural y encima de esta, una capa de cerezas deshuesadas que podemos bañar en sirope de fresa antes de echar una capa de copos de espelta. Encima, ponemos más yogur, más cerezas con sirope y lo coronamos todos con una buena capa de copos de espelta y ¡a disfrutar!

Gachas de copos de espelta

gachas con espelta Bonduelle

Puede que el nombre de “gachas” te suene a los desayunos de los pueblos más profundos de España, y sí, realmente es en estas zonas donde se sigue consumiendo por dos buenas razones: es un alimento muy barato y alimenta muchísimo. Además, son tan fáciles de preparar que se van a convertir en un imprescindible para tus desayunos.

Lo único que necesitamos es un cereal, en este caso copos de espelta, aunque podemos hacer las gachas con cualquier otro, como copos de avena o de trigo. Un lácteo o equivalente, por ejemplo si queremos una opción vegana podemos utilizar leche de soja, como yogur cremoso o simplemente leche desnatada. Frutas rojas como fresas, frambuesas, arándonos… solo hay que evitar los cítricos que no combinan muy bien con el lácteo. Frutos secos como nueces o almendras. Lo último es añadirle un poco de endulzante, si queremos, azúcar o sirope de arce.

Lo último es meterlo en la nevera, sin los frutos secos y la fruta por supuesto, para disfrutarlo frío. Si quieres la receta tradicional de gachas, hay que calentar la leche entre 10-15 minutos, y echar los ingredientes en el momento de consumirlo para que no se ablanden demasiado.

!Síguenos y participa en nuestros sorteos!