26Dic

Comer sano y equilibrado también es posible en Navidad

Comer sano y equilibrado también es posible en Navidad

Llegan las Navidades y con ellas algunos de los alimentos más deliciosos para adultos y niños pero a la vez los más calóricos, como los polvorones o el turrón. Damos por hecho que vamos a cometer esos deslices alimentarios puntualmente, pero podemos controlarlos en nuestras cenas navideñas para contrarrestar esas calorías de más.

En primer lugar, es fundamental ingerir mucha agua. El agua es importante todos los días del año, pero también nos puede ayudar a llenarnos más rápido para evitar excedernos con la comida. Podemos picar un poco de cada cosa y beber mucha agua. Al final, acabarás probando todo pero comiendo muchísimo menos.

Por supuesto, limita el consumo de alcohol, que tiene muchas calorías. La recomendación es de dos copas de vino al día en los hombres y una en las mujeres. Así que, a partir de esos parámetros, intenta moderarte con la bebida. Un buen truco es beber con “chupitos” para limitar la ingesta.

Para tus entrantes, tu mejor opción es la verdura, como por ejemplo la zanahoria, la cebolla o los pimientos que aportan mucha agua y tienen pocas grasas. En Bonduelle encontrarás los mejores productos de verduras, preparados para consumir directamente.

Para tu plato principal puede ser una buena opción el pescado blanco, que tiene menos grasa que el azul. Como ejemplos, tienes el rape, el rodaballo o la merluza. Aunque el pescado azul tiene grasa, ésta es la más sana, el Omega 3, y también puedes considerar la opción de pescados como las sardinas, el atún o el salmón.

Si optas por la carne, es recomendable el pavo, cuya carne es baja en grasa y rica en proteínas. Si es tu elección, intenta no excederte con las calorías de la guarnición. Una buena guarnición podrían ser las setas, que tienen poca grasa. Y, por supuesto, ¡todo tipo de ensaladas!

En cuanto a los postres, puedes intentar basarlos en frutas como la piña, que posee mucha agua y pocas calorías. Otra buena opción es el chocolate negro, que es bajo en grasa y antioxidante. Siempre será preferible la fruta a las tartas o los postres muy pesados.

Como ves, nada nos impide comer sano y equilibrado en Navidad. Con elegir bien nuestros platos y aplicar algunas pautas para controlar los excesos, ¡nada nos impide disfrutar de unas dulces fiestas!

Artículos Relacionados

!Síguenos y participa en nuestros sorteos!