13Feb

Berenjenas salteadas ¿Con qué podemos acompañarlas?

Berenjenas salteadas ¿Con qué podemos acompañarlas?

Comúnmente, cuando pensamos en berenjenas, se nos vienen a la cabeza recetas de berenjenas rellenas, berenjena en rodajas a la plancha o la fantástica receta de musaka de berenjena. No obstante, la berenjena es un ingrediente fantástico para dar rienda suelta  a nuestra creatividad en la cocina de diversas formas. Hoy os traemos unas cuantas recetas de berenjenas salteadas, una estupenda forma de cocinar este alimento permitiendo conservar sus propiedades nutricionales  prácticamente intactas.

La berenjena es un alimento cuyas principales característica culinarias son su ligero sabor amargo y su textura. Si prefieres eliminar ese sabor amargo, la clave es utilizar sal. Si cortas la berenjena en rodajas y les agregas sal, verás que poco a poco la berenjena va soltando un jugo oscuro que es el que contiene este sabor. No obstante, la sal puede secar la berenjena y modificar su textura, haciéndola más seca y dura. Para evitar esto, lo mejor es meter las rodajas en un bol de agua con sal. El resultado será el mismo pero la berenjena conservará una textura más agradable para el paladar.

Berenjenas salteadas con verduras

La receta de berenjenas salteadas con verduras es la más sencilla de las que os proponemos. Simplemente tendrás que hacerte con una buena selección de tus verduras favoritas. Además de su sencillez, lo mejor de esta receta es que permite variar sus ingredientes sin alterar significativamente su resultado final. Si necesitas inspiración, puedes buscarla entre nuestra gama de productos Bonduelle.

Nuestra recomendación, es que utilices verduras que se complementen bien con el sabor ligeramente amargo de la berenjena sin que el salteado pierda esta esencia. Por ejemplo, puedes utilizar calabacín cortado en láminas, espárragos trigueros y setas.

La preparación de esta receta es muy rápida. La clave es hacerse con una buena sartén tipo wok para favorecer la distribución del calor. Simplemente corta todos los ingredientes como prefieras y viértelos en el wok a fuego medio con un chorrito de aceite de oliva. Cuando tengas todo preparado, sírvelos en un plato. Si quieres añadirle un poco de sabor extra al salteado, te sugerimos acompañar el plato con una salsa cremosa como por ejemplo la salsa de yogurt o la salsa ranchera.

Berenjenas salteadas con espaguetis negros y manzana

Con esta receta de salteado de berenjena vamos añadiéndole dificultad al asunto. Para cocinar esta receta necesitamos algunos materiales más para utilizar. Para aprovechar al máximo el tiempo, deberemos ir cociendo los espaguetis negros en una olla mientras que por otro lado vamos salteando la berenjena y la manzana en el wok. Pon el wok a fuego lento con la manzana y la berenjena. Esto es importante sobre todo si partes la manzana en láminas muy finas que se pueden quemar más fácilmente.

Lo normal es que los espaguetis estén listos antes que la berenjena y la manzana. Escúrrelos y añádelos al wok cuando la berenjena y la manzana estén listas. Te recomendamos que en este punto añadas a la mezcla salsa de soja. Añade la cantidad que prefieras en función de tus gustos. La salsa de soja nos va a ayudar a ligar los alimentos que hemos cocinado, combinando muy bien con la manzana y los spagetis, y creando contraste con la berenjena, lo que le dará mayor relevancia en el plato. Sube el fuego si optas por utilizar la salsa y remueve bien los ingredientes mientras la salsa se va evaporando.

berenjenas frescas

Berenjenas salteadas con carne picada y queso fundido

La última receta de salteado de verduras que os traemos con carne y queso fundido tiene una dificultad similar a la anterior. La única diferencia es que en esta ocasión, en lugar de utilizar una olla para cocer los espaguetis, necesitaremos una sartén extra para cocinar la carne picada mientras salteamos la berenjena.

Cocina los ingredientes a tu gusto. Sobre todo la carne picada, a la que puedes añadir cebolla o algunas especias como el orégano o alguna otra que te guste. Cuando los tengas preparados, mézclalos en un solo recipiente. Añade ahora el queso. Puedes añadirle queso rallado y remover la mezcla mientras se funde, o puedes cortar queso en láminas y dejarlo reposar directamente sobre la berenjena y la carne. El queso se fundirá igualmente sobre los ingredientes pero le dará un mejor aspecto visual.

Esperamos que estas recetas os sirvan como inspiración para preparar este genial alimento que es la berenjena. Elijáis la receta que elijáis, seguro que os chupáis los dedos. ¡Buen provecho!