10Abr

3 recetas divertidas para niños

3 recetas divertidas para niños

Hemos exprimido nuestra imaginación al límite para que nuestros pequeños coman verduras de una manera divertida. Una tarea complicada que desde Bonduelle hemos querido compartir contigo. Apunta estas recetas tan divertidas y ayuda a tus niños a que coman de manera saludable.

Además de ser una idea para que los niños coman verduras, es también un aliciente para pasar un rato con ellos, te pueden ayudar a preparar estas recetas divertidas y elegir ellos cómo prepararlas.

¿Estáis preparados?

Pájaros preparados para volar

pajaros recetaniños

Estos simpáticos pájaros, no son otra cosa que unas bolitas de patata rebozadas. El nido son tallarines con un poquito de aceite y la base es lechuga. Los ojos, la nariz y las cejas están hechos con cebolla, pasas y zanahoria, respectivamente.

¿Cómo se prepara?

Es muy sencillo, sólo tienes que cocer unas patatas, no muy grandes porque, sino los pájaros te quedarán enormes y cocer unos tallarines.

Después, una vez que la patata está cocida, la machacas y la mezclas con un huevo batido para hacer las bolitas. Las pasas por pan rallado y las metes al horno hasta que se doren.

Ya tienes la cabecita del pájaro. Ahora sólo tienes que hacerle el nido con la lechuga y la pasta y ponerles la cara con las hortalizas a tu gusto.

Pizza sonriente

pizza recetaniños

La pizza es uno de los platos favoritos de los niños, pero si además es sonriente y saludable, mejor que mejor.

¿Cómo se prepara?

Para elaborar esta pizza sólo hace falta imaginación. Las bases suelen venir preparadas, aunque si te atreves puedes hacer la masa tú mismo.

Una vez obtenida la base, como haríamos con cualquier otra pizza, le echamos salsa de tomate y queso rallado. Después añadimos las verduras para hacerle una cara sonriente. En este caso hemos usado pimientos para hacerle el pelo, la nariz y la boca. También lleva pepperoni y aceitunas negras.

Métela al horno hasta que esté hecha (más o menos 20-25 minutos) y lista para disfrutar.

Un postre con alas

postre recetaniños

Aparte de verduras, los niños también tienen que comer fruta. Ahora que empiezan a subir las temperaturas son la mejor opción para que se mantengan hidratados. Por eso de entre todas las recetas divertidas que hay nos hemos quedado con este búho tan singular.

¿Cómo se prepara?

Necesitamos una manzana roja, un kiwi, una fresa y una nectarina. Corta una rodaja de manzana grande para hacer el cuerpo, dos rodajas de kiwi para hacer los ojos y escoge una fresa para hacer el pico. Las alas son cachos de nectarina. Puedes hacerlo más grande o más pequeño según tu gusto, o quizá se te ocurra algún otro animal.

!Síguenos y participa en nuestros sorteos!